La historia detrás del logo del LID

8 enero, 2023
Rate this post

De la representación gráfica del Laboratorio de Innovación Digital (LID) depende el reconocimiento y confianza al trabajo que realizamos, por tal, para construir y presentar una imagen sólida que comunicara nuestro propósito de transformar la relación gobierno-ciudadanía por medio de servicios públicos digitales innovadores y para promover la cultura de la innovación desde el centro de la administración pública, hemos dado vida al dinámico y original logo del LID.

Para iniciar el trayecto que nos llevó a la consecución de este logo final, realizamos una serie de entrevistas a lo interno de nuestro equipo con el fin de conocer su visión sobre el trabajo que realizan y el potencial de transformación que perciben desde esta plataforma. Con este ejercicio de consultas internas, se identificaron múltiples personalidades que enmarcan las características que cada uno de los integrantes tienen: creadores, magos, héroes y sabios, quienes a su vez coinciden en un significado común, que les mueve a hacer el trabajo, y es el de pertenecer a una causa mayor, aportando al bien común para el progreso de las personas. De esta manera, construimos la idea de que la pluralidad de personalidades y habilidades con las que cuenta nuestro equipo, es lo que le da vida y esencia al laboratorio.

A partir de esta idea identificada y validada, empezamos a crear. Tomamos la figura del polígono como punto de partida, con la intención de que cada cara del polígono personificará a un integrante del equipo, mientras que con esta misma figura se representa el movimiento y transformación continua que el LID promueve, ya que así como los polígonos cambian y evolucionan, también el LID lo hace. 

Ahora bien, de todos los tipos de polígonos, escogimos el triángulo para que cada uno de sus tres vértices representarán nuestros tres fundamentos: la innovación como motor, los servicios como nuestro objeto y la diversidad como clave para orientarnos a trabajar con todos sin dejar a nadie atrás. 

 

Versiones preliminares del logo final

Con estas ideas claras nos embarcamos en el proceso itinerante de prototipar y probar posibles ideas con estas figuras. Probamos con la inclusión de líneas dentro de una figura compuesta para manifestar movimiento, con la inclusión de una silueta humana para representar nuestro sujeto, también probamos con figuras superpuestas para mostrar la correlación de cada uno de los elementos y bases del LID. Se probó con la figura geométrica del tesseract y con el símbolo de infinito adaptado con polígonos para mezclar la idea del cambio constante con la que representa el polígono. Y no fue hasta al empezar a probar con una descomposición de un polígono madre en varios polígonos más pequeños que empezamos a concebir la idea que hoy tiene el logo. Vimos propicio formar nuestra representación a partir de múltiples polígonos que convergen en una sola pieza para mostrar el valor individual que suma cada uno de los integrantes del laboratorio. 

Así, logramos la figura con la cuenta, el logo, donde la figura de la “D” significa digital, que es el factor distintivo que tenemos, mientras que también representa las letras “L” e “I” de nuestras siglas. Por igual, la posición de cada uno de los triángulos y la figura completa se dispusieron de manera que estuviera mirando hacia delante en representación a nuestro avance constante.

Variaciones del logo

Para continuar y darle color a nuestra creación, le asignamos un color distinto a cada triángulo para identificar cada función realizada por cada integrante de nuestro equipo, y que a medida que avanza el trabajo se van involucrando otros colores que representan otras funciones. De esta manera, el orden en el que están dispuestos los colores simboliza un ciclo, el proceso de co-creación de soluciones digitales. Y los colores de la bandera están puestos primero por un propósito, para representar el lugar donde y para el cual estamos innovando.

Por último, la tipografía que acompaña nuestro logo es la fuente Poppins, seleccionada por ser moderna, fácil de adaptar, atractiva, simple, y sobre todo, porque asegura un logo accesible que puede llegar a todos y ser entendido sin mayor inconveniente, lo que a su vez contribuye a transmitir la apertura de nuestro espacio hacia todos.

El proceso creativo de este logo estuvo liderado por Francifelly Bencosme, quien es especialista en UX/UI y se desempeña como miembro del equipo de la División Diseño de Servicios Digitales del LID.



Dejar un comentario